Amicone de Calzado: “es necesario que Cambiemos, cambie”

    Nota publicada en “Estado de Alerta”

    No alcanzaron, ni la convocatoria anticipada del Ministro Cabrera (el lunes) para escuchar los reclamos del sector,  ni tampoco los anuncios que realizó desde la cartera de Producción en cuanto a la rebaja de aportes patronales (no pagarán hasta $12.000) o  que seguirán vigentes los planes de 3 y 6 cuotas sin interés.

    Los sectores del calzado, indumentaria y marroquinería, si bien coincidieron en el buen criterio de los anuncios, los consideraron  insuficientes, y frente a la gravedad de la situación que atraviesan, se reunieron ayer, en el Hotel Castelar, sindicatos y cámaras empresarias de estos rubros para plantear a través de una conferencia de prensa “la crítica situación que están atravesando”.

    “Hay unidad en el diagnóstico, el país está transcurriendo etapas muy complejas y nuestro sector, el de las industrias sensibles está pasando  por una tremenda crisis de despidos, suspensiones y cierres de fábricas” afirmó Agustín Amicone, secretario general del Sindicato del Calzado (UTICRA), quien a su vez señaló como única salida “una política de crecimiento y desarrollo industrial”.

    En ese sentido, el sindicalista reclamó “la falta planificación a corto y largo plazo con sectores que son de mano de obra intensiva”, y destacó que “no se puede ser proveedor exclusivo de materia prima, hay que darle valor agregado a la producción” y lo graficó con un ejemplo: “ los 1.000 millones que trae la industria curdidora serían 5.000 millones de dólares y se crearían 50.000 puestos de trabajo si las vendiéramos ya terminadas como zapatos o carteras”.

    En este  escenario, se  pidió en forma urgente un plan de “reactivación de la actividad, (alicaída por la pérdida de poder adquisitivo) que permita mantener los puestos de trabajo y reparar los daños ocasionados por el actual contexto económico” y hubo acuerdo entre empresarios y sindicalistas en que “los trabajadores y los industriales no somos culpables de esta situación, somos los principales damnificados”.

    De hecho denunciaron a través de un comunicado conjunto que de seguir en este sentido “el sector está en serio riesgo y con él los 500.000 puestos de trabajo directos que nuestras cadenas emplean”.

    “Macri se perdió una enorme oportunidad de llamar a un gran acuerdo nacional con todas las fuerzas políticas y tener un programa para posicionar a la Argentina hacia el futuro. A Cambiemos le pedimos que cambie”, cerró Amicone, quien confirmó además que “están dadas las condiciones para la concreción inmediata de un paro, no para debilitar al gobierno sino como un llamado de atención”.